Resiliencia: La capacidad de resistir

Los altos y bajos son parte de la vida humana. A veces solemos tener periodos muy estables y en ocasiones se viven circunstancias que afectan seriamente el equilibrio emocional y por ende el ánimo; en algunos casos pueden estos ser tan fuertes y prolongados que producen daños severos a la salud.

En el corre y corre de todos los días, quizás no queda mucho tiempo para autoanalizarse y razonar los mejores comportamientos que se deben adoptar frente a las dificultades, sin embargo, es más que necesario desarrollar la fuerza interior, es decir, ser resilientes, porque con una mejor actitud se lograrán soluciones más acertadas, tanto a nivel personal como profesional.

La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse, así como sobrellevar las tragedias, traumas, amenazas o el fuerte estrés. Por lo general, las personas con esta virtud logran sobreponerse a esos sucesos y adaptarse a las nuevas circunstancias mucho mejor que las personas promedio.

No se nace resiliente, al contrario, ésta se aprende a través de conductas y formas de pensar que se pueden desarrollar con práctica. Si usted trabaja en el control de sus emociones se convertirá en una persona resiliente y por ende adquirirá las siguientes habilidades.

  1. Podrá identificar las causas de los problemas e impiden que se repita en el futuro. Es decir que aprender de la experiencia y de los errores del pasado.
  2. Dominará sus emociones, sobre todo ante las dificultades, así como permanecer concentrados en medio de situaciones de crisis.
  3. Controlará sus impulsos y su conducta bajo estrés.
  4. Tendrá una visión positiva y realista del futuro.
  5. Será multifacético, competente y confiará aún más en sus capacidades, por lo que será capaz de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones productivas para lograr más éxito y satisfacción en sus vidas.

Al obtener estas capacidades, usted logrará un sinnúmero de beneficios como lo es mejorar su autoimagen, tener una buena autocritica, mayor positivismo y una mejor disposición para afrontar los retos que se le presenten, que repercutirá en un mejor estado de salud física y mental, así como un mejor desempeño académico y laboral, que sin lugar a dudas le permitirá tener relaciones más satisfactorias.

Recuerde que nada permanece, todo es temporal y dependiendo de la actitud que tome ante las circunstancias difíciles, logrará que estas sean más fáciles de sobrellevar. Aprenda a controlar las situaciones y no que éstas le controlen; mueva lo que esté a su alcance y lo que no, pues que no le fruste, porque con el tiempo todo vuelve al lugar que pertenece. Convierta cada circunstancia en un aprendizaje, esfuércese por identificar lo positivo de cada vivencia y convertirlo en energía positiva, porque como dijo Albert Einstein” en medio de la dificultad reside la oportunidad”.

 

 

Los Comentarios estan Cerrados